¿Te implantarías un corazón barato?

LAS FRANQUICIAS, LA GUERRA DE PRECIOS Y LA CALIDAD MAL ENTENDIDA

 

 

   Desde el Instituto de Salud Dental ORIS, miramos con indignación, aunque no con sorpresa, lo que está ocurriendo en este comienzo de 2.016, con tantos pacientes frustrados, al haber iniciado tratamientos en Clínicas Franquiciadas que anteponen fines mercantilistas a la salud del paciente, muy lejos de los deseos de los profesionales que desempeñan su labor asistencial en estos centros.

 

   La CALIDAD y un buen servicio, no entiende de guerra de precios y los pacientes, a nuestro modo de ver, debería desconfiar de las Clínicas (no sólo dentales, sino en todos los ámbitos de la Salud) que ofrecen precios bajos y lo publicitan como reclamo, puesto que, en Odontología, quien ofrece servicios a bajo coste, no la hace porque compre a buen precio o en grandes cantidades, sino que habitualmente los materiales que adquiere son de peor calidad que los que ofrecen las Clínicas con precios competitivos pero de mercado.

 

   Tratar de ser cada día mejores, la formación continua de los profesionales, la actualización de equipos, instalaciones y medios, ofrecer los mejores materiales que la tecnología pone a nuestro alcance, etc.... exige un esfuerzo personal y económico que tiene un único objetivo, ofrecer lo mejor a los pacientes, porque hablamos de salud, y los pacientes que quieren y esperan esa Calidad, saben que lo que de verdad importa a la hora de elegir su clínica , no es el precio más bajo.

 

   Eso lo da cualquiera.